domingo, 11 de mayo de 2008

El cajón prohibido


Abres el cajón para darle un movil que tenías guardado a tu hermana ya que a esta se le ha estropeado el suyo. Te dispones a borrar o pasar al pc distintas fotos o videos que tuvieses en la memoria de ese telefono y zas! que duro es reencontrarse con un pasado que creias ya superado totalmente, fotos, momentos o personas que fueron pilares para ti y que hoy no son mas que recuerdos decepcionantes o una sensacion mezcla añoranza y resentimiento. Que complicado es eliminar todos esos pequeños momentos en viajes, trenes o tardes muertas, por el mero hecho de que tienes miedo de recordar como te sentiste. Claro que no a todos nos costará lo mismo. Como pequeño secreto entre nosotros te diré que el primer cajón de mi escritorio lleva casi dos años sin abrirse porque un dia guardé todo ahí como si fuera una especie de puerta astral, deseando no volver a enfrentarme con la realidad, en ese cajón conviven fotos enmarcadas, carpetas y un sinfin de momentos que en su día representaban la parte mas feliz de mi vida y hoy solo son cuchillas con las que algún dia me cortaré al plantarle cara.

Hace mucho que no escribía, quizás hoy haya sido un buen momento.

Orens.

4 comentarios:

Alexander Moody dijo...

Ciérralo por siempre, y no vuelvas a abrirlo. La última vez que cometí aquel error estuve a punto de poner mi vida boca abajo.

Anónimo dijo...

Es toda una lastima que no seas capaz de abrir un cajon por miedo a encontrarte con recuerdos guardados alli por tiempo indefinido,se lo que se siente,yo tengo en mi habitacion marcos con fotos con gente a la que quise y como no soy capaz ni de quitarlas de alli ni de guardarlas en otro lugar,puse fotos de otra gente delante y cada vez que entro a mi habitacion intento no mirar a ese pequeño hueco de la estanteria,es doloroso.Se fuerte y tranquilo que dudo mucho que cuando abras el cajon,te salten cuchillas,sino...lagrimas.
Muy bonito tu blog,me encanta,tambien como escribes.

Anónimo dijo...

vaya puta mierda no? xDDD

jrge!

Anónimo dijo...

Esas cuchillas las usaría yo para otra cosa, aunque si lo digese podría sonar muy cruel, por lo que conozco de tí no mereces ni un mínimo que te hagan daño y aún menos personas con las que te portes bien o demasiado bien...

Me encanta como escribes... te admiro ^^

Besoooos, Elisa!!!